Cincuenta pozos secos a causa de la sequía y cinco mil familias afectadas es la información suministrada por el presidente de la Red Nacional de los Comité de Agua Potable y Saneamiento (CAPS) Andrés Orozco, una muestra de lo que ocurre en todo el país.

Entre los municipios más afectados se encuentran Chinandega, Santa Rosa del Peñón, Mateare, Tipitapa y San Rafael del Norte, en este último informa que la Alcaldía ha tenido que apoyar a las comunidades con el suministro de agua mediante pipas, ya que los acueductos en manos los CAPS no tienen capacidad para suministrar el vital líquido.

El líder comunitario explica que a mediados de febrero la sequía impactó más fuerte a los municipios de Mateare y Tipitapa por lo que han tenido que tomar algunas medidas para garantizar la distribución equitativa del agua “ya no llega parejo como antes, ahora la distribuimos por sectores y a cada uno les damos dos horas”.

Orozco explica que ante la necesidad de la población de obtener agua potable han tenido que empezar una campaña de concientización para el ahorro y la reutilización del líquido.

Mediante volantes y a través de las visitas casa a casa explicar la importancia de utilizar el agua de lavar la ropa para regar el patio y regar los árboles más grandes y que no utilicen mangueras para el riego de las plantas.

Los directivos de los CAPS también están siendo capacitados por la Universidad Nacional Agraria en los temas de cambio climático y gestión del agua, “porque el cambio climático no solo afecta el agua, sino que también la producción porque si llueve poco se quema la cosecha y si llueve demasiado también la cosecha se pierde por ahogamiento del agua todo eso nos afecta y la gente tiene que saber eso y cómo podemos adaptarnos a esta crisis”, dijo.

Leave a Reply