Unos noventa días atrás, ante el paso acelerado y devastador de un virus la organización Mundial de la Salud (OMS) adoptó la decisión de declaración de la pandemia del COVID 19. Era evidente que la humanidad estaba expuesta ante un escenario que se desarrollaba aceleradamente producto de una enfermedad no conocida públicamente. Había preocupación; en consecuencia, se encendieron las alarmas de los sistemas sanitarios. Oportunamente la OMS advirtió que lo peor estaba por venir, la vida confirmó que así era.

Desde antes que se declarara la pandemia del COVID 19, la MNGR comenzó a trabajar sobre la base de la información básica. Era necesario conocer acerca de esta enfermedad para una actuación responsable. Se definió tener un primer registro de las acciones y actividades realizadas en los primeros treinta (30) días, una vez declarada públicamente que era una pandemia. Con el título Así vivimos la pandemia del COVID 19 se registra el resumen de lo realizado de la gestión de un escenario crítico de riesgo para los sistemas sanitarios del mundo. Esta era una primera aproximación de esos treinta (30) días:

Posteriormente se trazó un horizonte para noventa (90) días sobre la base que en ese momento se comenzó a hablar de una cuarentena, de un período de aislamiento, era una necesidad disminuir la movilidad humana. Globalmente se tenía la percepción que la situación sería manejada y superada durante un período de tiempo bastante corto. Sin embargo, el confinamiento como medida de contención de la pandemia no fue suficiente. En algunos países se adoptó la medida con la suspensión de las garantías y Derechos individuales, pero no se tuvo éxito para la contención de la pandemia.

Los períodos para el retorno a las condiciones de vida se fueron desplazando, y postergando el reintegro en cada uno de los países, y para cada actividad humana también. Tras el paso de la pandemia del COVID 19 venía un deterioro de las economías nacionales, y la mundial en general. Los efectos adversos se hacen sentir en los diferentes ámbitos de la vida.

Diez días después de la declaración de la pandemia del COVID 19, la MNGR tenía un texto borrador de una Guía que coadyuvara a la preparación de un Plan familiar. Eran ideas esenciales para que desde una ciudadanía responsable y comprometida con la autorregulación pudiera aportar positivamente ante el paso del contagio. Una vez más compartimos ese texto. Se puede acceder al documento completo a través de la dirección electrónica siguiente:

http://mngrnicaragua.org/download/guia-para-elaboracion-de-plan-familiar-ante-covid-19-2/

Leave a Reply