Apante es un periodo especial de cultivo que se realiza en tres ciclos de siembra, entre noviembre y diciembre. La fecha tentativa en la que se hace es, generalmente, entre el 15 de noviembre y el 15 de diciembre.

Los alimentos que se cultivan durante la siembra de Apante son principalmente: el frijol, el maíz y las hortalizas.

Rosa María Matamoros, facilitadora de la Mesa Nacional para la Gestión del Riesgo, explica que la cosecha de Apante está lista en dos meses aproximadamente, es decir, la producción se levanta entre marzo y abril.

Cabe mencionar que la siembra de Apante no se hace en cualquier zona de Nicaragua. Las regiones donde es posible este periodo especial son Jinotega, Río San Juan y Cárdenas, un municipio de Rivas.

Matamoros explica que estas zonas son adecuadas porque hay humedad suficiente para sostener la siembra después que finalice el invierno, en diciembre.

La especialista de la Mesa Nacional afirma que el 45% de los cultivos de Apante es de solo frijol, lo que representa entre el 23% y el 25% de la producción nacional. El resto de las siembras se reparten en maíz y hortalizas.

En el contexto actual, cuando el país fue golpeado por dos huracanes en menos de 15 días, la siembra de Apante, tendrá una gran expectativa.

Básicamente, en algunas zonas del país principalmente en la zona norte, la cosecha de postrera, la segunda cosecha del año, está perdida.

La Mesa Nacional ha recibido reportes de serías afectaciones en los cultivos producto del huracán IOTA en la zona de Jinotega, Matagalpa, Carazo y Rivas. Esto se suma a los perjuicios que provocó el huracán ETA. La preocupación gira en torno a la seguridad alimentaria a nivel comunitario.

Leave a Reply