La Red de Sistemas de Alerta Temprana para la Hambruna reporta que los valores de precipitación en la mayor parte de la región no superaron el 75 por ciento de la normal climatológica, estas áreas se ven ampliamente distribuidas a lo largo de la región centroamericana (ver mapa) en un tono verde claro. La temperatura arriba del promedio y la errática distribución temporal de la lluvia redujo considerablemente la disponibilidad de recurso hídrico en los cultivos, así como la disponibilidad de agua tanto superficial como subterránea.

En el golfo de Fonseca, zona compartida por Nicaragua, El Salvador y Honduras, las precipitaciones se situaron entre el 25.1 y 50 por ciento comparado con lo normal en el mes de julio, representado en color naranjo. En Honduras, esta zona se extiende hasta el centro y caribe del país, mientras que en la República de Guatemala se sitúa en los departamentos de Huehuetenango, Quiché, Alta Verapaz y Petén. En este último departamento se ha podido observar el retraso de las siembras de granos básicos en algunos municipios fronterizos con Belice. Nicaragua reporta lluvia que no superó el 25 por ciento en los departamentos de León y Managua coloreado en rojo en el mapa.

Pronóstico para la temporada

El déficit de lluvia observado en la región ha afectado el desarrollo normal de cultivos en general, las zonas del corredor seco siendo mayormente afectadas en Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua. Agricultores de subsistencia reportan pérdidas en cultivos de maíz y de momento los Ministerios de Agricultura realizan evaluaciones de campo para determinar el impacto en los cultivos. En Honduras y Nicaragua la disminución de lluvias se observa tanto en zonas de subsistencia como en zonas de producción importantes, pero no se espera que los daños tengan incidencia en los valores de producción nacional.

Esta perspectiva es elaborada con el criterio experto de los técnicos de los servicios meteorológicos de la región. El mapa muestra un pronóstico probabilístico de las lluvias esperadas para el periodo en mención, siendo condiciones normales representadas en color crema y ampliamente distribuidas en Guatemala, Honduras y la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur (RAAS) en Nicaragua.

Condiciones por arriba del promedio, representadas en tono verde se observan en la franja transversal del norte y boca costa en Guatemala, las cuales favorecerían el desarrollo de cultivos en dichas áreas, y finalmente la tonalidad café indica lluvias por debajo del promedio en el Pacífico, centro oriental y la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte (RAAN) en Nicaragua y continuando con el mismo escenario el oriente de Honduras.

La distribución de la lluvia será fundamental para la temporada de Segunda o Postrera en la región, principalmente en las zonas donde se espera déficit de lluvia, esto a pesar de que se ha disipado el evento de El Niño y se esperan condiciones neutras durante el resto de 2019 e inicios de 2020. La lluvia irregular podría persistir durante el mes de agosto.

Leave a Reply