La autorregulación es una necesidad esencial para la construcción de la barrera que impida la propagación de la pandemia del COVID 19. Cada una de las personas tenemos la oportunidad de colaborar solidariamente. Debemos adoptar medidas que están al alcance personal, de la vida familiar, y que puede ser extensiva en la comunidad, o barrio, allí donde vivimos.

Examinemos un ejemplo de medida que podemos hacer propia, que puede ser como una norma de vida durante esta crisis mundial de salud. Si en seno de la familia debemos hacer la compra de los alimentos. Tenemos que ir a la pulpería del barrio, o al mercado más cercano, quizás sea necesario ir al supermercado, entonces debemos adoptar algunas medidas. ¿Qué hacer como familia?

  1. Tenemos que hacer la lista de lo indispensable para la alimentación.
  2. De común acuerdo con la familia, adoptar la decisión quien será la persona que va a la pulpería, o al mercado.
  3. Una vez que está en el expendio, evite la conglomeración de personas, mantenga la calma, y guarde la distancia. Recuerde: el distanciamiento social es una decisión propia y comunitaria, que contribuye a la propagación del virus.
  4. Si encuentra a una persona conocida, salude guardando la distancia. Recuerde que esa norma se le denomina distanciamiento social.
  5. Una vez que retorna al seno familiar, lávese las manos, y los productos que adquirió. Tenga presente las recomendaciones para evitar la propagación.
  6. Ahora permanezca con su familia. El aislamiento social es una decisión personal y familiar, pero no se olvide de quienes viven en el barrio o comunidad. La solidaridad es esencial en estas circunstancias.

Leave a Reply