ETA deja significativas pérdidas en los cultivos en la zona norte del país. En conferencia de prensa, coordinadores de las organizaciones miembro de la Mesa Nacional para la Gestión del Riesgo y lideres comunitarios, expusieron su preocupación por los graves daños que dejó este fenómeno.

Sulvret Gutiérrez, técnica de género de UNAPA, afirmó que, en la zona de Las Segovia, hay comunidades que han perdido hasta el 70% de los cultivos, principalmente frijoles.

Danilo Valencia, director del área de Medioambiente y Desarrollo del CIEETS, afirmó que, en 36 comunidades de Villa Nueva en Chinandega, San Ramón en Matagalpa, Condega en Estelí y Totogalpa en Madriz, la perdida en medios de vida asciende a 16.5 millones de córdobas.

Jannet Castillo, coordinadora del Movimiento Comunal Nicaragüense en Matagalpa, aseguró que, en 6 municipios de este departamento y 18 comunidades, hay perdidas en los cultivos de frijoles de hasta un 80%. De igual forma hay pérdidas de 80% en los cultivos de maíz.

Productores de las comunidades Molino Sur y la Jamaica en el municipio de Sébaco en Matagalpa, también compartieron datos de las afectaciones en sus zonas y mostraron algunos de los cultivos dañados por el exceso de lluvia. De igual forma, un productor de San André en el municipio de San Isidro en Matagalpa, compartió su testimonio sobre las afectaciones de ETA y aseguró que ahí, hubo pérdidas de hasta el 100%

Nancy Arostegui, gerente de programa de Hábitat para la Humanidad Nicaragua, afirmó que ETA va a dejar consecuencias a largo y mediano plazo en la calidad de las casas, principalmente en las zonas más afectadas. Advirtió que hay familias viviendo en casas aparentemente en buen estado, sin embargo, las infraestructuras pueden estar muy débiles debido a la excesiva humedad. Las bases de las casas pueden ceder, sobre todo si hay nuevas lluvias.

Leave a Reply